Latina Stereo

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Home   Salsero del mes   Notimúsica   Programas   Salsaludos   Club Latina   Contacto
Latinastereo
 
 
 

Presentación Cronología Discografía Participaciones en Cine Canciones Videos Pensagrama

Letras de Canciones
Félix Manuel Rodríguez Capó
"Bobby Capó"

Curazao Bon Vini Boogaloo
En Curazao Bon Vini
Quiere decir bienvenido aquí.
En Curazao Bon Vini
Una mulata me invitó a bailar.
Yo la saqué y al centir su cintura simbrial
Tan solo pude decir curazoleña
Yo de aquí no me quiero ir.
Me le acerque más y más
Y su fuego me quiso quemar
Ahí fui yo quien gritó, curazoleña
Bon vini, bon vini.

El Juey
Anoche me fui a pescar con la negra Caridad
y nos quedamos bobitos al ver la barbaridad.
Con una come pa'quí. Con otra come pa'lla.
Y muerde por donde quiera.
Pregúntale a Caridad.
-Coro-
Yo vi un juey que tiene cuatro palancas.
¡Que juey!

Ella no merece un llanto
-Coro-
Ella no merece un llanto, ni una despedida fría.
Ella se merece un beso lleno de amor y alegría.
Mamita si tu la vieras con su lindo caminar,
su forma de mirar, su modo de abrazar,
no dejarías que se fuera por no verme llorar.
Yo la quiero abrazar; quererla y nada más.
Imagínate este pueblo que triste quedará.
La brisa llorará si ella se nos va.
Mami, tu que la conoces, usa tu persuasión.
Dile que no hay razón de herir mi corazón.

El negro bembón
Mataron al negro bembón.
Hoy se llora noche y día
Porque al negrito bembón
Todo el mundo lo quería.
Y llegó la policía y arrestaron al matón.
Y uno de los policías que también era bembón
Le tocó la mala suerte de hacer la investigación.
¿Y saben la pregunta que le hizo al matón?
¿Por qué lo mató? Diga usted la razón.
¿Y saben la respuesta que le dio el matón?
Yo lo maté por ser tan bembón.
El guardia escondió la bemba y le dijo:
Eso no es razón.
Incomprendido
Yo creo que voy solito a estar cuando me muera.
He sido el incomprendido.
Ni tu ni nadie me ha querido tal como soy.
Yo solo estaré y juraré que cuando muera,
Aun así con mil presagios,
Tendré tu nombre a flor de labios y moriré.
Miro una estrella y deja de brillar.
Toco una flor y se ha de marchitar.
Negra suerte la que me tocó.
Por eso sé que solo voy.
Yo no fui nada, nada soy ya sin ti.
Yo solo estaré y juraré que cuando muera,
Aun así con mil presagios,
Tendré tu nombre a flor de labios y moriré.

Las Tumbas
-Coro-
De la tumba quiero irme.
No sé cuando pasará.
Las tumbas son pa' los muertos
Y de muerto no tengo na'.
¿Cuando yo saldré de esta prisión
que me tortura mi corazón?
Si sigo aquí enloqueceré.
Ya las tumbas son crucifixión,
Monotonía, cruel dolor.
Si sigo aquí enloqueceré.

Mi adorada
Le fui a dar una serenata a mi adorada,
Le canté lo más lindo de mi repertorio;
Me porté como un verdadero Juan Tenorio,
Y para qué, si no estaba mi amada.
Y para qué, si no estaba mi amada.
Me dijeron que cuando ausente me encontraba
Sufrió mucho porque mis cartas no llegaban,
Pues su padre que al oponerse a nuestro idilio
No le entregó ni una sola de mis cartas
Y ella creyó que era yo, que la olvidaba.
El dolor que aquella pena le causaba
La llevó a la más funesta decisión.
El culpable de la muerte de mi amada
Fue aquel padre que engañó su corazón.
Le fui a dar una serenata a mi adorada,
Esta vez le canté con voz entrecortada,
y mis lágrimas en su tumba derramaba
Como señal de que yo no la olvidaba,
Como señal que, ahora más, yo la adoraba.

Mi Tía María
-Coro-
Mi tía María guardaba bajo 'e la cama,
Escondí’ o con ramas,
Pitorro en gran cantidades.
Ella no bebía y allá pa' las Navidades
Se cogió una juma con toditas sus amistades.
Que lleguen las Navidades.
Que vengan mis amistades.
Que del largo de una milla
Se comerán tremenda morcilla.
Que vengan los de Cantera,
De Loiza y Villa Palmera.
Y traigan muchos billetes
pa' cogernos una borrachera.
Que vengan los de la Calma
y los de la veintiuna.
Que tocando bomba y plena
Vamos a gozar sin pena ninguna.

No me pises en el suelo
No me pises en el suelo
Ahora que me ves caído.
No me pises en el suelo
Tanto como hemos sufrido.
No conviertas en cenizas
Todo nuestro amor vivido.
No lo estrujes en mi rostro
Ni me ofendas con tu risa.
No me pises en el suelo
Ahora al verme destruido
No me pises en el suelo,
Mejor déjame caído.
No te rías de mi pena
Porque para ti he pedido
Vivas una vida llena
La que yo no pude darte.
Que peor
Es que tengo que olvidarte,
Que con otros estás andando,
Y yo en vez de odiarte,
Juro, te sigo amando.

¿Por qué ahora?
Solo, rodando por el mundo
Con un dolor profundo
Y sin poder llorar.
Luego la escarcha de los años
Cubriendo como un baño
Mi angustia y mi penar.
¿Por qué esperarte tanto tiempo para irte?
¿Por qué dejaste que tu amor me corroyera?
Pudiste hacerlo más humano
Y despedirte más temprano,
Y que mi vida no muriera.
-Coro-
Ahora te vas en  primavera
Como si no supieras
Que para mí es mortal.
Ahora ya es tarde, y siento pena.
Mi alma está muy llena
De ti y de tu mal.
¿Por qué jurabas que me amabas sin sentirlo
cuando enredabas mi cabello con cariño?
Pudiste haber parado a tiempo con decirme
Mira niño, es un juego y nada más.

Quiero a mi pueblo
Yo quiero ir a mi pueblo allá pa las navidades.
Oír misa de aguinaldo, salir después a la calle.
Tirarle a mis amistades con las tripitas del pan.
Yo se que cuando eso haga de gozo voy a llorar.
-Coro-
¡Gloria al Señor! ¡Gloria al Señor!
¡Gloria en las alturas!
¡Felicidades! ¡Felicidades!
Tengan mil venturas.
Yo quiero ir a mi pueblo allá pa las navidades.
Visitar los friquitines, comer mucho cuchifrito,
Beber cañita y coquito, y echarme un jalaíto.
Y cuando la juma me pase de gozo voy a llorar.
Yo quiero ir a mi pueblo allá pa las navidades.
Oír misa de aguinaldo, salir después a la calle.
Después irme a son de diana
Con bombardino y trompeta.
Yo se que al fin de la fiesta de gozo voy a llorar.

Regalo de Dios
¿Por qué? Quiero saber por qué te hacen sufrir
Tan solo por quererme.
Si amar así es regalo de Dios,
Bendición al amor que sentimos.
Yo que vivía sin fe considero tu amor
Un regalo de Dios.
Y no cambies tu felicidad por nada ni nadie,
Que en la vida todo no ha de ser llorar.
Si amara así es regalo de Dios,
Bendición al amor que sentimos.
Yo que vivía sin fe considero tu amor
Un regalo de Dios.

Serenata a mi adorada
Le fui a dar una serenata a mi adorada.
Le canté lo más lindo de mi repertorio.
Me porté como un verdadero Juan Tenorio.
Y para qué, si no estaba allí mi amada.
Me dijeron que cuando ausente me encontraba
Sufrió mucho pues mis cartas no llegaban.
Fue su padre que al oponerse a nuestro idilio
no le entregó ni una sola de mis cartas.
Y ella creyó que era yo que la olvidaba.
El dolor que aquella pena le causaba
La llevó a la más funesta decisión.
Y el culpable de la muerte de mi amada
Fue aquel padre que engaño su corazón.
Le fui a dar una serenata a mi adorada.
Esta vez le canté con voz entrecortada
Y mis lágrimas en su tumba derramaba
Como señal de que yo no la olvidaba.

Si te cojo
Mira, mami, si te cojo coqueteando verás.
Mira, ponte a lavar. Yo quiero mi ropa limpia.
Mi pantalón restriégalo, restriégalo, restriégalo.
Tenme la papa, sí. Mira a ver, luego ponte a fregar
Mira, yo no como cuento. ¡Hm!
Si te cojo coqueteándole a otro
Ya verás que trompa te voy a pegar.
Si te cojo guiñándole a otro
Un piñanso en un ojo te vo' a dar.
Yo me paso sudando por ti
Pa' que tu coquetees por ahí.
Si yo llego y no te encuentro aquí
¡Paw! ¡Paw! ¡Paw! Te voy a dar.
Mira negra ponte a fregar.
Coge el trapo y ponte a limpiar.
Si yo llego y mi papa no está
¡Paw! ¡Paw! ¡Paw! Te voy a dar.
Coro
Ya verás que trompa te voy a pegar.
Un piñanso en un ojo te vo' a dar.

Soñando con Puerto Rico
Si por casualidad duermes y sueñas
Que te acaricia la brisa;
Y sientes que el rocío mañanero
Besa tiernamente tus mejillas
Y el aroma del café te hace cosquillas,
Seguro sueñas que estás en Puerto Rico.
Si por casualidad duermes y sueñas
Que te enamoran las olas
Y hay un cielo azul en conjura con la luna
Para hacerte prisionero,
No lo digo porque es la tierra que quiero,
Seguro sueñas que estás en Puerto Rico.
Yo no puedo ocultar el orgullo que siento
De ser puertorriqueño,
Y que mi pensamiento no importa donde voy
Me fuga hacia la islita,
No importa donde voy
A la tierra bendita mi pensamiento vuela.
Si por casualidad duermo y notas
Que una lágrima me brota,
Seguramente es que yo sueño que camino
Por las calles de mi pueblo
Y en el ventorrillo aquel de mil recuerdos
Reviví el ayer, quizás llorando.

Triángulo
Estoy en medio de un triángulo.
Sin solución, ni siquiera justificación.
Me enamoré cuando la vi por primera vez
Sabiéndola un imposible.
También en medio de un triángulo ella quedó,
Pues igual que yo se estremeció.
Comprometió su corazón y nunca pensó
Que perteneciendo a otro poner sus ojos en mí
Eso haría de nosotros culpables de convertir
Nuestro querer en un triángulo.
Me enamoré cuando la vi por primera vez
Sabiéndola un imposible.

 

Te quiero tanto
Yo te quiero tanto que si yo pudiera
Mi vida te diera por verte feliz.
Sabes de mi angustia  en la nota mía
Mi alma ya esta mustia llora noche y día
¿Quién le dijo a las flores
que eran bonitas sin antes verte?
¿Quién puede hablar de amores
sin conocerte para quererte?
Vuelve a mi lado corriendo
Mira como estoy sufriendo.
Sabes que estoy padeciendo,
Que de amor me estoy muriendo.

El caballo pelotero
La noticia se regó de que un caballo, Caballo Ballo
Jugaba base ball, jugaba base ball.
Cuando jugaba base ball aquel caballo, Caballo Ballo
La bola botó, la bola botó.
Los Yankies en gran aprieto
Aunque aquel era caballo
Y los Yankies eran mulos.
Leyeron el reglamento,
y con mucho disimulo
Llamaron al Caballo Vallo.
Caballo Vallo!
Y el caballo llegó,
Y el caballo llegó.
Está el juego terminando.
La pizarra tres a cero.
Los Yankies están bateando.
El Chicago está ganando.
Tres hombres están en base.
Llaman al caballo al bate.
Seguro que ha de empujarlos
El caballo agarra el bate. 
Y la bola se va, y se va, y se va,
La bola se va.
Y la bola se va, y se va, y se va,
La bola se va.
Anotando bien en todo
Después del batazo inmenso
El caballo lo contempla
Pero no adelanta un paso.
El manager dice: ¡CORRE!
Y el caballo no responde.
Le pregunta: ¡QUÉ PASÓ!
Y el caballo contestó:
-Coro-
Si yo corriera estaría en el hipódromo.
Caballo  so so,
So  y so, So  y so.
So y so y so y caballo.

El negrito de Alabama
Un negro que se fue al cielo
Quiso enseguida en el cielo entrar,
Y viendo que no le habrían
Al buen San Pedro empezó a llamar;
Y San Pedro, como es tan bueno, le preguntó:
Negrito, ¿y qué tu haz hecho
pa' merecer esta distinción?
El negro ya resignado
Al buen San Pedro le respondió:
Pedrito aquí nadie se ha enterado
Porque la prensa aquí no llegó.
Y San Pedro desesperado le preguntó:
¿y qué tu haz hecho pa' merecer esta distinción?
En Alabama a las doce 'el día
Con una rubia yo me casé
Hace un minuto, oye San Pedro,
Y ya tú ves como me limpié.

El Niche
Yo soy un niche que salí café con leche.
Me colé en una fiesta a la cual no me invitaron
Y me echaron, me botaron.
Cuando quise regresar a bacilar con las negritas
A coro todas dijeron vuelve atrás con tus blanquitas.
Y me echaron, me botaron.
Por eso yo me voy con mi cantar a otro solar.
Por eso yo me voy con mi cantar a otro solar.
Ahora las blanquitas de allá
Conmigo ya no quieren bacilar.
Tampoco las negritas de acá
Conmigo ya no quieren cumbanchar.
-Coro-
Goza mi rumba en el solar.

Juguete
Se que haz tenido en tu vida la mar de aventuras
Se que haz mentido mil veces jugando, mi amor.
Que haz convertido en juguete de tus travesuras
A otros que a ti te quisieron así como yo.
Puede que juegues conmigo; y a mi que me importa
Si me convierto en juguete de todo tu amor.
No me interesa tu historia ni el destino incierto
Si contigo es
Yo quiero ser un juguete de tu querer.

Llorando me dormí
La otra noche
Cuando toqué a tu puerta,
Sabiendo yo que allí estabas,
Te negaste a contestar.
Ya era tarde.
Pensé que estabas dormida.
Pero el celo me mataba;
Y me empecé a preguntar.
¿Quién estará marchitando la flor de su boca?
¿Quién estará despojando su blanca ternura?
¿Quién se estará haciendo dueño de su alma que es loca?
¿Quién estará despojándome de tu ternura?
Esa noche
Fue que supe que la amaba,
Porque el celo me mataba,
Y llorando yo me fui.
Esa noche,
Con mi mente batallando,
Me fui a casa llorando,
Y llorando me dormí.
-Coro-
Yo me dormí. Me dormí.

No me mires, no me beses, no me quieras
¡Ay! ¡No mo mires! ¡No me mires!
Que tus ojos apuñalan
Cuando clavan su mirada en estos ojos.
¡Ay! ¡No me beses! ¡No me beses!
Que tu boca me hace falta
Y cada beso de tu boca es mi veneno.
¡No me mires! ¡No me beses! ¡No me Quiera!
Que alargando esta agonía
Nos engañamos los dos.
Yo soy de otra, tu  eres de otro;
Y bien sabemos
Que aunque nos justifiquemos
Ya lo habremos de pagar

Piel canela
Piel canela
Que se quede el infinito sin estrellas
O que pierda el ancho mar su inmensidad
Pero el negro de tus ojos que no muera
Y el canela de tu piel se quede igual.
Si perdiera el arcoiris su belleza
Y la flores su perfume y su color,
No sería tan inmensa mi tristeza,
Como aquella de quedarme sin tu amor.
Me importas tú, y tú y tú
Y nadie más que tú...
Me importas tú, y tú y tú
Y solamente tú.
Ojos negros piel canela,
Que me llegan a desesperar,
Me importas tú, y tú y tú
Y solamente tú.

Puchunga
Puchunga. Puchunga.
Puchunga. Puchunguita. Mi Puchunga.
Te invito esta noche a soñar
Bajo el cielo de mi Tierra tropical.
Pídele permiso a tu mamá
Y después bailamos un cha-cha-chá.
La luna y las olas serán
Testigos de un idilio frente al mar.
Pídele permiso a tu mamá
Y después bailamos un cha-cha-chá.

¿Qué te pasa a ti?
Yo sé que me van a juzgar,
Me van, me van a condenar
Cuando me vean con ella.
Pero antes que me juzguen
Quiero decirles que ella
Levantó un hombre vencido.
Antes que a mí me condenen
Declaro que con ella
Descubrí que aun yo vivo.
-Coro-
¿Qué te pasa a ti?
Quítate De La Vía Perico
Quítate de la vía Perico
Que ahí viene el tren.
Quítate de la vía Perico
Que ahí viene el tren.
Y luego no vayas a decir
Que a ti no te lo advirtieron.
Y luego no vayas a decir
Que a ti no te lo advirtieron.
Quítate de la vía Perico
Que ahí viene el tren.
Quítate de la vía Perico
Que ahí viene el tren.
-Coro-
Si yo llego a saber
Que Perico era sordo
Yo paro el tren.

Sale el sol
Sale el sol y no estás a mi lado.
Vivo desesperado esperando tu amor.
Cae el sol y la noche traidora
Me hace pensar que ahora
Estarás en otros brazos no en los míos;
Y yo pasando, solo, tanto frío.
Estarás formando lazos no conmigo;
y yo anhelando dormir contigo.
Sale el sol, mis ojeras hinchadas.
Noche desorbitada por culpa de tu amor.
Cae el sol y es la misma tragedia.
Y tú no la remedias
Porque estarás en otros brazos no en los míos;
Y yo pasando, solo, tanto frío.
Estarás formando lazos no conmigo;
Y yo anhelando dormir contigo.

Sin Fé
Yo sé que siempre dudas de mi amor;
Y no te culpo.
Yo sé que no has logrado hacer de mi querer
Lo que tu amor soñó.
Yo sé que fue muy grande la ilusión
Que en mi tu te forjaste,
Para luego encontrar desconfianza
y frialdad en mi querer.
Comprende que mi amor burlado fue
Ya tantas veces
Que se ha quedado al fin mi pobre corazón
Con tan poquita fe.
Tú tienes que ayudarme a conseguir
La fe que con engaños yo perdí.
Me tienes que enseñar de nuevo a amar
Y a perdonar.

Si yo pudiera
Si yo pudiera transformar a mi capricho
La selva de asfalto y gente que tengo que habitar
En un jardín con jazmines,
Escucharía la mar de serafines,
Oiría los clarines de la felicidad.
Pondría palmeras bordeando las orillas
Y los muchachos vacilando sus chiquillas,
Bajo el embrujo de una luz crepuscular,
A soñar como yo en mis años de escolar.
Le cambiaría hasta el nombre a la ciudad
Para tener más cerca la felicidad.
Le borraría de odios y de crimen;
Y para terminar le llamaría Borinquén.

Te me vas
Te me vas de la vida.
No te puedo para.
Lo más triste es
Que me han visto llorar.
No sabes que lloro tristeza, que lloro dolor.
No sabes lo mucho que pesa perder un amor.
Cuando aprenda bien a querer comprenderá
Que uno se puede enloquecer y hasta llorar.
Te quiero, te quiero. No puedo callar.
Yo pienso, yo sueño y espero me recordarás
Pensar, soñar, sufrir y, como yo, llorar.
Tú te me vas, y yo sin ti quiero morir.

Viva Cortijo
Cuando se escriba la historia
De un gran timbero antillano
Traigamos a la memoria
a uno de unos nuestros hermanos.
De Puerto Rico un orgullo.
Es un prominente hijo.
En su sangre el ritmo es suyo.
Se llama Rafael Cortijo.
De la caña a la guajana
Y en su tumbao nacientes
El ritmo de afro, mi hermana,
Está en sus vanas calientes.
Prakatá, prakatá, prakatá, prakatá.
Kutín-kumpá, kutín-kumpá.
-Coro-
Prakatá, prakatá, prakatá, prakatá.

¡Que viva la música!
¡Que viva la Salsa!
¡Que viva Bobby Capó!


Fuentes y Bibliografía:
• Libro: Leo Marini, Bobby Capó y Nelson Pinedo. Estrellas de La Sonora Matancera escrito por Héctor Ramírez Bedoya, Impresos Begon, Medellín, Colombia, 2.004.
http://www.exordio.com
http://www.latincoolnow.com
http://www.prpop.org
http://www.ciao.es
http://www.discosfuentes.com
http://www.musicofpuertorico.com
http://es.wikipedia.org/
http://monsanto2.tripod.com
http://www.adictosalcine.com
http://cinema.theiapolis.com
http://www.imdb.com
http://www.boricua.com

Por Sergio Rendón Ángel
Para www.latinastereo.com
Medellín, Colombia - Enero 2009

Home Salsero del mes Notimúsica Programas Lo que Pide la Gente

Salsaludos

Club Latina

 

 

Contacto

Comunidades
Facebook
Twitter

 

www.latinastereo.com 100.9 FM · Medellín, Colombia